Plantilla_FOTOS-EXTERIOR-POST-9-5

Claves para prevenir y evitar de forma natural las infecciones urinarias

¿Qué es una infección de orina?

La infección de orina es un problema muy común en mujeres. Se calcula que entre un 50 y un 60% de las mujeres tienen una cistitis al menos una vez en su vida.

La mayor incidencia transcurre en la edad sexualmente más activa, es decir entre los 18 y los 39 años.

Principalmente, la cistitis está originada por bacterias, y concretamente entre un 65% y un 75% de las infecciones urinarias están causadas por la conocida Escherichia Coli, bacteria que procede de la flora intestinal.

La infecciones pueden localizarse en cualquier parte del aparato urinario, riñón, uréteres, vejiga o uretra, pero lo más frecuente es que se localice en vejiga o uretra.

Una infección en la orina suele comenzar de forma repentina y suele estar localizada en la vejiga o en las vías urinarias.

Es más frecuente en mujeres porque fisiológicamente la uretra es más corta y está más cerca del ano.

Las mujeres en edad sexual con más actividad tienen más tendencia a tener infección de orina, así como aquellas que usan un diafragma como método anticonceptivo.

 

 

¿Cuáles son sus síntomas?

-Dolor o escozor al orinar (disuria y estranguria): Se conoce como disuria y puede aparecer tanto al comienzo de la micción como al final, lo que dificulta orinar, al sentir un ardor o escozor intenso. Si orinar resulta muy doloroso y dificultoso y solo se evacuan unas gotas, se habla de estranguria. Se produce como consecuencia de una irritación de la uretra debida a la inflamación o estrechamiento de la misma causada por la bacteria Escherichia coli (E. coli). Este es el síntoma más común y el que puede indicar la aparición de infección urinaria.

-Orinas turbias y de color intenso y en ocasiones con sangre en la orina: El hecho de que aparezcan orinas turbias o con sangre al orinar es indicativo de la presencia de microorganismos o bacterias en la vejiga. Normalmente en las infecciones urinarias se acompaña de dolor. A medida que se aumente la ingesta de agua el color se volverá más transparente, lo que indicará que las bacterias están desapareciendo.

-Episodios de fiebre en infecciones de orina: Como en toda infección bacteriana, puede aparecer fiebre aunque en el caso de la cistitis suele ser baja. Si fuera alta y acompañada de escalofríos habría que consultar con el médico por la posible presencia de otro tipo de patología.

-Presión en la parte inferior de la pelvis por la inflamación de la vejiga: Las infecciones urinarias pueden provocar un dolor, presión o molestia en la zona baja de la pelvis, por debajo del ombligo y entre las caderas. Esto se debe a la inflamación de la vejiga causada por las bacterias que se adhieren a sus paredes.

-Aumento del número de micciones (polaquiuria, nocturia con o sin tenesmo vesical): Este síntoma es definido como polaquiuria y surge de la necesidad de miccionar de forma frecuente pero en poca cantidad o en volumen inferior al normal. Si aparece por la noche se denomina nocturia. Puede acompañarse también de tenesmo vesical que es la sensación de necesidad urgente de orinar. La inflamación de la vejiga causada por la cistitis hace que el paciente tenga la necesidad frecuente de orinar, pero ésta no es aliviada una vez termina la micción, de ahí que siga intentándolo pero en reducida cantidad. Por otro lado, la irritación de la uretra puede provocar también una contracción de la vejiga, lo que aumenta la necesidad de miccionar de forma frecuente.

-Picor vaginal en las cistitis: La irritación de la vejiga puede hacer que en las mujeres se produzca un enrojecimiento de la vulva y picor de vagina, también relacionado con el escozor o dolor al orinar.

-Dolor al practicar relaciones sexuales: La inflamación de la vejiga puede causar molestias incómodas a la hora de practicar relaciones sexuales. El sexo puede a su vez incrementar los síntomas de la cistitis y dificultar la eliminación de las bacterias causantes. Por otra parte, tanto el dolor como el escozor al orinar, así como las ganas frecuentes de miccionar, pueden reducir el apetito sexual.

 

Claves para evitar la cistitis

 

 

 

-Bebe abundantes líquidos (al menos litro y medio cada día), te ayudará a ir al baño con frecuencia.

-Intenta orinar con frecuencia. Cuanto más tiempo está la orina en la vejiga mayor es el crecimiento bacteriano. Ve al baño cada dos horas aunque no tengas ganas.

-Intenta orinar antes y después de tener relaciones sexuales (incrementan hasta 40 veces el riesgo de infección).

-Usa jabones neutros y naturales específicos para la higiene íntima. Utilizar el mejor gel íntimo es esencial para mantener un adecuado pH vaginal, así como también un buen equilibro de la flora bacteriana.

 

 

Jabón Íntimo Líquido y Orgánico fabricado con extracto de caléndula y manzanilla, jugo de aloe vera orgánico y aceite de semilla de algodón.

Las sustancias naturales y principios activos vegetales que contiene este gel íntimo asegura el mayor respeto a su salud y al medio ambiente

Libre de sulfatos, parabenos, colorantes y perfumes sintéticos.

 

Producto ecológico certificado por ICEA.

-No estés con el bañador húmedo. Cámbialo por uno seco tras el baño.

-Combate el estreñimiento. Intenta ir al baño para que los gérmenes no puedan colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario.

-Usa ropa interior de algodón que favorece la traspiración.

– Evitar ropa ajustada.

-Tomar probióticos con alto contenido en Lactobacillus.

farmajsanchez.com puede asesorarte sobre estas y otras recomendaciones a tener en cuenta para prevenir las cistitis. Existe una amplia gama de suplementos y productos naturales para potenciar las defensas del tracto urinario, aquí te dejo unos cuantos:

 

Es un complemento alimenticio a base de Arándano rojo, Brezo, D-Manosa y Microbióticos. El Brezo contribuye al bienestar urinario, ayudando a la función normal de las vías urinarias.

Las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo bloquean la adhesión de las bacterias como Escherichia coli (que es de las más frecuentes en las infecciones de orina), a la mucosa de la vejiga urinaria.

 

Concentrado de arándano rojo americano con vitamina C que contribuye al normal funcionamiento del sistema inmune.

MARNYS® Cistomar es de utilidad para el bienestar del tracto urinario tanto en mujeres como en hombres adultos, debido a las propiedades de la vitamina C, el arándano rojo americano y los fructooligosacáridos.

 

Cranberola Cis-control es un complemento alimenticio a base de Arándano rojo americano (Cranberry) y Extracto de uva, que aportan 150 mg de proantocianidinas (PAC)* al día.

Para un plus de naturalidad, la fórmula Cis-Control Cranberola es de origen vegetal y sin colorantes.

 

REFLEXIÓN DEL DÍA:

Puede que los problemas sigan ahí, pero el optimismo te dará fuerza para hacerles frente con una sonrisa.

 

 

 

Comparte con quien ames >>

María Teresa

María Teresa

Amante de la salud natural y el bienestar, tardé muy poco en darme cuenta de que el estilo de vida saludable y la nutrición Natural serian mi autentica motivación, pues era justo lo que necesitaba en ese momento de mi vida (donde una perdida familiar me hizo tambalear mi salud), fue ahí donde decidí que mi prioridad era conectar conmigo misma cuidando de mi salud. Llevo 12 años formándome en HERBODIETICA y NUTRICION y sigo en constante desarrollo y aprendizaje, mi objetivo es daros una correcta información optar por la naturalidad y ayudar a las personas a transformar sus hábitos, para que vivan con salud, energía, ilusión y sean más felices. Otra de mis grandes pasiones es el deporte, me encanta salir al campo, disfrutar de la naturaleza, me llena de energía y vitalidad y unido a una dieta sana y equilibrada forma el cóctel perfecto para encarar la vida con ilusión, optimismo y alegría. Te animo a que me sigas en esta nueva aventura que desde hoy empiezo a compartir con vosotros, deseo transmitiros mi entusiasmo y la ilusión con la que estoy viviendo esta nueva etapa. ¡Os espero!

Menú de productos