21w

Llega el frio ¿tienes tus defensas a punto?

Prepárate y prepara a los tuyos para los meses de frio

Con los primeros fríos aparecen los catarros, gripes y malestares.

Puede que empieces a presentar síntomas de los procesos invernales: goteo de la nariz, estornudos, lagrimeo, tos, son habituales en esta época.

Pero aún estás a tiempo de reforzar tus defensas naturales para prevenir o minimizar estos síntomas molestos.

¿Qué es una bajada de defensas?

Se le llama así al estado en que se encuentra un organismo cuando su sistema inmunitario está deprimido y no realiza correctamente su función, que es la de proteger al mismo frente a infecciones y agentes patógenos. Es ahora cuando se es más propenso a enfermar por muy diferentes causas. Lo que ocurre es que pocas veces el sistema defensivo falla por sí mismo, es decir, de forma general cuando nuestras defensas bajan es porque previamente han fallado otros sistemas orgánicos, como el nervioso y el endocrino; y es muy común que suceda por causas de estrés y mala alimentación. Así que en términos generales, conseguir un buen nivel de defensas significa estar preparado para resistir o no sufrir determinadas enfermedades.

Cuando una persona tiene el sistema inmunológico debilitado carece de esta protección facilitando la entrada de microorganismos en nuestro cuerpo y aumentando de esta manera, las posibilidades de contraer alguna enfermedad y con la desventaja añadida de que las posibilidades de combatirla sean inferiores.

¿Cómo saber si tenemos las defensas bajas?

Nuestro cuerpo cuando el sistema inmunológico está debilitado nos envía ciertas señales como:

  • Cansancio más acentuado de lo habitual

  • Dolores musculares sin haber practicado ejercicio

  • Fragilidad en el cabello

Heridas que tardan en cicatrizar…..

Por otro lado, las personas que tienen las defensas bajas son más propensas a desarrollar:

  • Cuadros de otitis o sinusitis (dos o más cuadros al año)

  • Desarrollo de abscesos

  • Infecciones constantes por hongos en la boca, piel u otras zonas visibles del cuerpo

  • Diarrea crónica con pérdida de peso

  • Infecciones virales recurrentes (resfriados, herpes, verrugas…

    ¡Arriba defensas!

    Es indispensable mantener un sistema inmunológico fuerte que funcione correctamente. Generalmente se debilita debido a malos hábitos de vida (tabaco, alcohol, sedentarismo,…), debido a una mala nutrición, enfermedades y estados emocionales adversos (estrés, nerviosismo, insomnio,…); sin hablar de los estados de depresión inmunológica por otras causas: hereditarias, SIDA, terapias agresivas como quimioterapia, malnutrición por malabsorción,…

    Es momento de realizar unos cambios en nuestros hábitos diarios para aumentar las defensas de nuestro organismo:

 

 

 

 Dieta: debe ser equilibrada y sana, potenciando las frutas y verduras. Lo decimos hasta la saciedad pero la “dieta mediterránea” es la mejor. Zumos naturales con cítricos que nos ofrezcan la cantidad necesaria de las vitaminas antioxidantes y protectoras de tejidos y mucosas. No abusar de la comida precocinada, grasas y pastelería industrial. Aprovechad este tiempo que es el ideal para las infusiones.

Dormir bien: ni mucho ni poco sino lo recomendable que son 7-8 horas diarias para los adultos y 9-10 horas para los niños. Si nuestro sueño es de calidad estamos otorgando a nuestro organismo la posibilidad de reparar todas aquellas estructuras y funciones que más han sufrido durante el día, es decir, nuestro cuerpo se resetea. Cuanto mejor sea nuestro sueño mejor será la reparación y nuestro sistema inmunitario también emplea el tiempo de sueño para regenerarse, lo que le permite luchar con eficacia contra las toxinas y los gérmenes que de forma continua nos amenazan.

Tabaco y alcohol: evita el consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas.

Buen estado de ánimo: el estrés consume las reservas de vitaminas y minerales que necesitamos para mantener fuerte nuestro sistema inmunitario, al igual que se cuida el cuerpo se debe cuidar la mente “mens sana in corpore sano”, que ya lo decía un escritor romano. Estados como el estrés, la ansiedad, la depresión,…no llevan a nada y son tremendamente perjudiciales para nuestro sistema defensivo.

Actividad física: sabemos que cuesta sacar media horita todos los días para nosotros pero es necesario; andar ligero, correr, jugar con los niños en la calle, subir escaleras,…poner a punto todos los engranajes necesarios para que la máquina -que es nuestro cuerpo- se encuentre siempre perfecta, el ejercicio contribuye a que nuestros pulmones y corazón funcionen mejor, fortalece los huesos y las articulaciones, y mejora la calidad de vida en general.

¿Cómo pueden los suplementos ayudar a apoyar tu sistema inmune?

Hay períodos de nuestra vida en que es muy recomendable tomar un aporte extra de vitaminas mas no debemos olvidar la importancia que tiene en nuestra salud un correcto aporte de nutrientes y un estilo de vida saludable, si este estado de bienestar empeora o simplemente queremos estar prevenidos frente una posible recaída (prevención de resfriados en los cambios de estación, prevención de recaídas en los casos de padecer alergias estacionales, al comenzar a realizar ejercicio diario…) sí podemos tomar uno que se ajuste en mayor medida a nuestros requerimientos.

¿Cuándo debería de tomarlos?

Todas aquellas personas: que se resfrían constantemente, alérgicas, plurimedicadas…

Personas mayores: su intestino absorbe peor los nutrientes sumado a que no suelen alimentarse bien ya sea por falta de apetito o por dificultad para masticar.

Inmunodeprimidos: en cualquier momento.

Niños: cuando comienzan en la guardería, primeros meses de cole, en períodos más fuertes de crecimiento…

Deportistas: porque exponen su cuerpo al límite día a día.

Embarazadas: porque se ha visto  que reducen la frecuencia de defectos del sistema nervioso y otras malformaciones fetales.

Y siempre que se necesite un aporte vitamínico: prevención de estados carenciales, aumento de la actividad física o mental, disminución del aporte calórico por algún motivo determinado, momento de astenia o debilidad…

En farmajsanchez.com podemos encontrar diferentes tipos de suplementos nutricionales adecuados para aumentar nuestras defensas como:

 

 

MARNYS® Propolvit Defens es un complemento alimenticio para afrontar los cambios estacionales que combina vitamina B6, Jalea Real, Propóleo, Calostro, Reishi y Shiitake, en cómodos viales bebibles. Los ingredientes de MARNYS® Propolvit Defens proporciona un buen equilibrio entre función inmune y energía

Jalea real: es altamente nutritiva, estimula el sistema nervioso y el inmunológico al aumentar las defensas. Plus Energético Natural a base de Jalea real, Equinácea, Própolis, Miel y Polen.

Própolis: ayuda a regular el sistema inmunitario, además tiene propiedades antifúngicas, antivirales, antiparasitarias, antioxidantes y antitumorales.

Epaplus es una fórmula exclusiva a base de extractos de plantas: Liquen de Islandia, Pelargonium, Cistus Creticus, Equinácea, Tomillo, Zinc,  vitaminas C y D3.

Vitamina D: esta vitamina entre sus muchas funciones, tiene la de suprimir la inmunidad adaptativa y promover la inmunidad innata.

Equinácea: Es una planta rica en fibra, vitaminas del grupo C y B y betacarotenos, así como en minerales como hierro, sodio y magnesio. Dos son las principales propiedades por las que tiene tanto éxito esta planta: la capacidad para reforzar y potenciar el sistema inmunitario (es un antibiótico natural capaz de activar nuestra producción de leucocitos) y como antiinflamatorio. Está demostrado que contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos asociadas no sólo al resfriado común sino también a otras enfermedades del sistema respiratorio, facilitando y acelerando con ello el proceso de recuperación.

Zinc: una ayuda al bienestar metabólico e inmunológico, ayuda al normal funcionamiento del Sistema inmune, contribuye a la protección celular del daño oxidativo, favorece el  normal metabolismo de macronutrientes.

 

 

La vitamina C contribuye a la normal función inmune y a la protección celular del daño oxidativo.

MARNYS® VIT-C 1000 es el único suplemento del mercado que ofrece una exclusiva formulación de vitamina C liposomada en formato vial líquido monodosis con tecnología de liberación avanzada, proporcionando una alta estabilidad y biodisponibilidad, frente a las presentaciones tradicionales.

REFLEXIÓN DEL DÍA:

Fija tus ojos hacia delante en lo que puedes hacer, no hacia atrás en lo que no puedes cambiar.

 

Comparte con quien ames >>

María Teresa

María Teresa

Amante de la salud natural y el bienestar, tardé muy poco en darme cuenta de que el estilo de vida saludable y la nutrición Natural serian mi autentica motivación, pues era justo lo que necesitaba en ese momento de mi vida (donde una perdida familiar me hizo tambalear mi salud), fue ahí donde decidí que mi prioridad era conectar conmigo misma cuidando de mi salud. Llevo 12 años formándome en HERBODIETICA y NUTRICION y sigo en constante desarrollo y aprendizaje, mi objetivo es daros una correcta información optar por la naturalidad y ayudar a las personas a transformar sus hábitos, para que vivan con salud, energía, ilusión y sean más felices. Otra de mis grandes pasiones es el deporte, me encanta salir al campo, disfrutar de la naturaleza, me llena de energía y vitalidad y unido a una dieta sana y equilibrada forma el cóctel perfecto para encarar la vida con ilusión, optimismo y alegría. Te animo a que me sigas en esta nueva aventura que desde hoy empiezo a compartir con vosotros, deseo transmitiros mi entusiasmo y la ilusión con la que estoy viviendo esta nueva etapa. ¡Os espero!

Menú de productos