El-intestino-nuestro-segundo-cerebro

¿La salud intestinal tiene influencia en el sistema inmune?

El intestino contiene hasta un 80% de las células inmunitarias. Este órgano, y en especial la microbiota, no solo está destinado al tránsito de alimentos. También tiene un papel importante en el desarrollo y mantenimiento de un sistema inmunitario saludable.

Desde farmajsanchez explicaremos la relación entre la salud intestinal y el sistema inmune, y cómo podemos cuidar el intestino para cuidar también nuestras defensas.

¿Cuál es la relación entre intestino y sistema inmune?

Sabías que el 80% del sistema inmunitario se aloja en el intestino; que este largo tubo mantiene una línea de comunicación directa con el cerebro; que se renueva todo cada dos semanas, y que tiene un impacto muy significativo en el estado de ánimo y en la salud en general.

En nuestro intestino tenemos la gran fábrica de nuestro sistema inmune. Es el punto de origen, por donde pasa todo lo que comemos o inhalamos. Por eso, a nuestro intestino hay que entrenarlo desde muy temprano en la vida, para que el sistema inmune esté preparado para atacar a un virus, tolerar bien nuestra microbiota intestinal o las partículas que comemos.

Es muy importante cuidarlo porque actúa como una ventana que conecta con otros sistemas inmunes de todo el cuerpo. Lo que nos pase en el intestino puede acabar repercutiendo, por ejemplo, en nuestro pulmón. Por eso, cuidar de él no solo significa cuidar la salud digestiva, sino que cuidamos de nuestros pulmones, nuestra piel y todo el organismo.

El intestino es considerado el “segundo cerebro” porque tiene la capacidad de funcionar de manera independiente y, a su vez, en conexión directa con aquel.

Ante la pregunta del cerebro: ¿cómo está todo mi cuerpo?, el intestino es su principal fuente, ya que se trata del órgano sensorial más grande que recoge información sobre la calidad de los nutrientes, sobre cómo están las células inmunes, o las hormonas de la sangre, y luego envía toda esa información al cerebro para que la vincule con nuestras emociones y pensamientos.

El intestino es así el órgano estrella donde todo sucede para el buen funcionamiento del organismo y, por si fuera poco, juega un rol decisivo en el bienestar emocional.

¿Cómo podemos cuidar el intestino y mejorar las defensas?

Para que el intestino pueda funcionar correctamente, la microbiota debe estar en equilibrio, los microorganismos del bando de los buenos deben ser abundante y diversos. Pero lamentablemente en la vida cotidiana existen muchos hábitos que rompen ese equilibrio: mala alimentación, abuso del uso de antibióticos y de productos antisépticos, y estrés, entre otros.

Para que pueda restablecerse esa armonía es necesario incorporar más “soldados” de los buenos, ellos son los probióticos, que están presenten en yogures y algunos quesos…

Pero también hay que incorporar fibras, a través de las frutas, verduras, cereales integrales, etc, porque las bacterias buenas (presentes en los probióticos) se alimentan de ellas y en ese proceso de digestión producen vitaminas, y ácidos grasos de cadena corta, como el ácido butírico.

El ácido butírico es un compuesto antiinflamatorio y anticancerígeno que usan las células intestinales para renovarse, multiplicarse y mantener al intestino sano y desinflamado.

A su vez, este ácido es utilizado por otras células para producir la serotonina, que es uno de los principales neurotransmisores encargados de comunicar al intestino con el cerebro, y es conocida como la ‘hormona de la felicidad’ ya que está relacionada con el bienestar, el comportamiento, la actividad sexual y el sueño.

“De ahí viene el dicho según el cual para estar bien de la cabeza hay que empezar por estar bien del intestino”

¿Hasta qué punto los buenos hábitos como la alimentación influye en el sistema inmune?

Una buena alimentación es muy importante. Las células de nuestro intestino delgado no solo intervienen cuando estamos haciendo la digestión. Aunque estemos durmiendo siguen teniendo sus necesidades como nutrirse, crecer… ¿Y la energía y los nutrientes que necesitan de dónde lo obtienen? De los alimentos.

Además, cuando nos enfrentamos a cualquier estímulo agresor, como puede ser un resfriado o una situación de estrés, nuestras células inmunitarias aumentan su demanda de nutrientes.

Por ello, la nutrición es clave tanto en gente sana (porque estas células tienen que seguir funcionando) como en los que puedan padecer cualquier tipo de agresión externa.

Somos lo que comemos y todo empieza en el intestino.

Te explicamos cómo cuidar el intestino y, consecuentemente, tus defensas, a través de la alimentación:

  • Come alimentos integrales. El consumo de fibra influye en la mejora del sistema inmunitario, ya que favorece la diversidad de la microbiota del organismo. Un ejemplo es la avena o el arroz integral.  Copos avena bio gruesos integral
  • Come más frutas y vegetales, ya que son fuentes de vitaminas y minerales para un sistema inmune fuerte.
  • Añade más frutos secos y semillas en tu tentempié.  Semillas -Frutos Secos
  • Incluye carne y marisco en tu dieta.
  • Cocina bien los alimentos para evitar infecciones de microbios patógenos.
  • Modera el consumo de grasas saturadas y azúcares simples.
  • Más alimentos fermentados. Los probióticos son beneficiosos para un sistema digestivo e inmune fuerte y saludable.
  • Mantiene una buena hidratación. Aproximadamente, 8 vasos al día.
  • Mastica bien los alimentos. Despacio, sin prisas y cortando la comida en trozos pequeños.

El refrán «eres lo que comes» significa que una dieta sana y equilibrada es fundamental para mejorar la inmunidad. Y es que hay alimentos para tener más energía, pensar, trabajar y combatir enfermedades.  ¡Pero esto no es todo!

Otros consejos:

Si quieres descubrir otros hábitos que puedes incluir en tu día a día y que te permitirán mejorar tu salud digestiva e inmune, presta atención:

  • Reduce el estrés, ya sea meditando, practicando yoga, leyendo, controlando la respiración, apagando las redes sociales, etc.
  • Haz ejercicio moderado, así como practicar yoga, ir a caminar, montar en bicicleta, entre otros. Con el aumento de temperatura que se produce al hacer ejercicio se eliminan más fácilmente las bacterias.
  • Lávate las manos a fondo y con frecuencia, sobre todo antes y después de comer.
  • Duerme 7 horas diarias como mínimo.
  • Evita tóxicos como el tabaco o el alcohol.
  • Despiértate por las mañanas con pensamientos positivos. ¡Piensa que hoy va a ser un buen día! De hecho, estar de buen humor fortalece el sistema inmune, ya que la risa ahuyenta las enfermedades, mientras que la tristeza atrae los virus y crea enfermedades.
  • Evitar la toma de antibióticos cuando no sea necesario.

La relación tan estrecha entre el sistema inmune y la salud intestinal ha sido estudiada por mucho tiempo y se ha visto su influencia en la salud en general.

Una estrategia para mantener la salud intestinal en óptimas condiciones es la ingesta regular de probióticos y prebióticos, te invitamos a descubrir nuestros productos en farmajsanchez.

 

Aquilea QBiotics Bienestar emocional es una fórmula única e innovadora a base de probióticos y otros ingredientes cuidadosamente seleccionados, que actúa a través del eje intestino-cerebro para favorecer el estado de ánimo y equilibrar la microbiota.

 

Aquilea QBiotics Inmunidad favorece el correcto funcionamiento del sistema inmune a lo largo del día gracias a una tecnología tricapa exclusiva con distintas liberaciones.

 

 

Epaplus Digestcare Pre&Probimix es un complemento alimenticio que ayuda a tu bienestar gastrointestinal por su contenido en manzanilla. Además, está elaborado a base de fermentos lácticos, FOS y vitaminas del grupo B.

REFLEXIÓN DEL DÍA:

Tu día será tan bueno, como la actitud con la que lo enfrentes.

 

Comparte con quien ames >>

María Teresa

María Teresa

Amante de la salud natural y el bienestar, tardé muy poco en darme cuenta de que el estilo de vida saludable y la nutrición Natural serian mi autentica motivación, pues era justo lo que necesitaba en ese momento de mi vida (donde una perdida familiar me hizo tambalear mi salud), fue ahí donde decidí que mi prioridad era conectar conmigo misma cuidando de mi salud. Llevo 12 años formándome en HERBODIETICA y NUTRICION y sigo en constante desarrollo y aprendizaje, mi objetivo es daros una correcta información optar por la naturalidad y ayudar a las personas a transformar sus hábitos, para que vivan con salud, energía, ilusión y sean más felices. Otra de mis grandes pasiones es el deporte, me encanta salir al campo, disfrutar de la naturaleza, me llena de energía y vitalidad y unido a una dieta sana y equilibrada forma el cóctel perfecto para encarar la vida con ilusión, optimismo y alegría. Te animo a que me sigas en esta nueva aventura que desde hoy empiezo a compartir con vosotros, deseo transmitiros mi entusiasmo y la ilusión con la que estoy viviendo esta nueva etapa. ¡Os espero!

Menú de productos